¿Qué beneficios tiene la esposa de un ciudadano americano?

¿Cuáles son las ventajas a las que se acceden al casarse con un ciudadano estadounidense? En Quiroga Law Office, PLLC se lo contamos.

Recordemos que un ciudadano estadounidense tiene la posibilidad de pedir a su pareja extranjera para casarse en los Estados Unidos.

El documento que autoriza la entrada de la pareja se conoce como visa de comprometidos, fiancé o visa K-1.

Una vez se celebra el matrimonio, el cónyuge extranjero tiene la posibilidad de arreglar su estatus en el país y solicitar la residencia legal permanente (Green Card).

Lea también: Visa K-1, ¿cuáles son los requisitos y cuánto se demora?

Si el matrimonio ocurrió fuera de los Estados Unidos, el ciudadano debe solicitar una visa de matrimonio, conocida como CR-1 o IR-1, la cual se asignará dependiendo de cuánto tiempo lleve el matrimonio.

La CR-1 es una visa de cónyuge de residente condicional vigente por dos años y que aplica si la pareja ha estado casada por menos de dos años.

La IR-1, por su parte, es una visa para cónyuge como familiar inmediato, que se otorga después de los dos años y es válida por hasta diez.

Recuerde que ambas visas de matrimonio, CR-1 y IR-1, son equivalentes a la Green Card. La diferencia es que las primeras son emitidas por el consulado o embajada de EE.UU. en el país de origen del extranjero.

Ventajas de estar casado con un ciudadano estadounidense

Una vez su pareja obtenga la tarjeta de residencia, podrá permanecer legalmente en el país. Además, también puede aplicar para obtener un permiso de trabajo. El cónyuge extranjero puede mantener su estatus de residente permanente hasta que solicite la ciudadanía mediante naturalización.

Precisamente, esta es una de las ventajas más grandes al casarse con un ciudadano estadounidense, ya que se facilita el acceso a la Green Card, también llamada tarjeta de residencia matrimonial.

Después de solo 3 años de haberse convertirse en residente legal permanente (LPR), el cónyuge puede solicitar la ciudadanía estadounidense.

Si la persona extranjera tiene hijos, casarse con un ciudadano estadounidense le brindará la posibilidad de traerlos al país y hacer una petición para que se vuelvan residentes, siempre y cuando cumplan las condiciones establecidas por ley (edad, estado civil).

Además, según la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA), bajo ciertas condiciones, los hijos de ciudadanos estadounidenses pueden convertirse automáticamente en ciudadanos, aunque hayan nacido fuera de los Estados Unidos. Esta medida también aplica para hijos adoptados.

Recuerde siempre asesorarse de abogado de inmigración certificado. Solo así podrá tener la certeza sobre cómo proceder, según su caso.

En Quiroga Law Office, PLLC, estamos dispuestos a asesorarle en los trámites migratorios que usted y su familia requieran.

No dude en contactarnos, nuestro equipo de abogados tomará su caso y le acompañará durante el proceso.

Solicite una consulta aquí, o comuníquese con nosotros al (509) 414-7985.