¿Tener un trabajo relacionado con la marihuana puede afectar el estatus migratorio?

No soy consumidor, pero trabajo en la producción y cultivo de marihuana. ¿Mi trabajo puede tener consecuencias migratorias?

La producción de la marihuana es una industria que está creciendo bastante y ha sido legalizada en algunos Estados. En 33 estados la han aprobado medicinalmente para adultos y en 10 estados ha sido aprobada recreacionalmente también para adultos.

Es por esto por lo que ha crecido y ha generado nuevas fuentes de trabajo.

Lo primero que debemos entender es que todas las leyes de migración son leyes federales y no importan las leyes estatales. Esto quiere decir que a los inmigrantes nos cobija el código federal; estas leyes son las que se usan para darte la ciudadanía, para darte o quitarte la residencia, o para ponerte en deportación.

Lo segundo que debes tener presente es que, para la ley federal, la producción, transporte, consumo y todo lo que tiene que ver con la marihuana o cannabis es un delito considerado como tráfico de drogas.

Por lo tanto, la persona que labora en esta industria puede ser considerada como traficante de drogas.

UCIS ha bloqueado solicitudes a personas que trabajan en esta industria, por hacer parte de una compañía que es considerada que está bajo un crimen federal.

Si una persona que no es ciudadana admite a un agente de migración que ha usado esta sustancia o trabaja en esta industria, puede tener problemas muy serios con inmigración.

Todo esto va a dejar de ser un problema si la marihuana se llega a legalizar a nivel federal, pero, por el momento, como no es una ley federal, hay que tener mucho cuidado.

Adicionalmente, si trabajas, debes presentar impuestos y otros documentos, y es aquí donde muestras realmente dónde trabajas o el tipo de empleo que tienes.

Si el Gobierno detecta que estás trabajando en el procesamiento de drogas, te puede quitar la Green Card y ponerte en deportación.

¿Qué debes hacer?

El consejo es que te alejes de este tipo de trabajo, ya que te puede hacer daño. Aléjate, por lo menos, hasta que no haya una reforma a nivel federal con respecto a la legalización de la marihuana o mientras te haces ciudadano.

Si ya tienes una tarjeta de residencia (Green Card), ya sabes lo difícil que es obtenerla, todo lo que hay que hacer y esperar para que te la otorguen; por lo tanto, no la pongas en riesgo con este tipo de trabajo.

Lee más: /errores-mas-comunes-que-los-inmigrantes-cometen-y-que-les-impiden-obtener-la-green-card/

Tampoco hagas alusión a la marihuana en tu ropa, en tus tatuajes o en tus fotos. Así mismo, te recomiendo que no uses calcomanías alusivas a la marihuana, y que te cuides de tener textos o conversaciones sobre esto en tus redes sociales o en tu teléfono móvil.

Y, por supuesto, no hables de nada relacionado con la marihuana con un agente de migración ni con oficiales consulares ni de policía.

Evita también tocar el tema con los médicos de visas. Si algún agente te pregunta sobre consumo de esta sustancia, diles que no deseas hablar con ellos y que quieres hablar con un abogado; tienes derecho a permanecer en silencio.

En todo caso, si ya estás teniendo problemas debido a tu trabajo, lo que te aconsejo es que solicites la asesoría de un abogado experto en migración que pueda ayudarte a solucionar tu caso.

Existen unas protecciones bajo la ley, cuando la marihuana es para uso medicinal y donde eres protegido de tus datos personales; por eso, es mejor que un abogado que maneje estas posibilidades te ayude.